Archivo de la etiqueta: ashram

Ashram

Un ashram, en el hinduismo, es un lugar de meditación, investigación espiritual y de enseñanza, tanto religiosa como cultural, en el que los alumnos conviven bajo el mismo techo que sus maestros.

En los ashram, palabra en sánscrito que significa “lugar de esfuerzo”, se suelen impartir clases de meditación y pueden realizarse también talleres y cursos de terapias orientales. Además son el centro en el que viven los sannyasis, hinduistas que han decidido retirarse de la vida mundana. Su funcionamiento es parecido al de los monasterios en la Edad Media ya que funcionan a la vez como lugar de retiro, hospedería, comunidad, escuela y dispensario público.

Aunque haya cientos de centros espirituales en todas partes de India, sólo unos cuantos encajarán con las necesidades de cada individuo en su propio viaje espiritual. A continuación cito algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de seleccionar un ashram:

Profesores/Gurúes: ¿Quién le enseña? En el mundo actual donde tan generalizada está la industria turística moderna hay que buscar bien para que no te den gato por liebre. Hay ashrams que pueden darte buen alojamiento pero que realmente no te enseñen nada. Otros te enseñarán conceptos filosóficos ambiguos pero que realmente no te asistirán en tu vida espiritual. Hay muchos ashrams que utilizan como reclamo tener a un gran gurú, pero cuando llegas a ellos nunca están disponibles.

Hay que buscar ashrams que están basados y ofrecen cursos amplios, no solo de dos o tres días, siendo importante además averiguar quién imparte las sesiones en el ashram. El idioma es importante también, y dado que el español no está muy extendido en la India, que por lo menos los ashram sean en inglés o serán muy complicado entender las enseñanzas.

Localización:  En este caso sirva como advertencia que, por ejemplo, la mayor parte del Himalaya (Dharmasala, Rishikesh, etc.) se ha convertido en un centro turístico para viajeros espirituales y este hecho ha cambiado significativamente la cultura de estas áreas, en donde las industrias locales se han enfocado hacia esta clase de turismo. Esto no quiere decir que no hayan buenas escuelas en estas áreas pero en un sentido general son sitios muy orientados el turismo y en ellos encontraremos una concentración alta de extranjeros. Puede que a algún viajero esto no le importe mucho,  e incluso lo prefiera, pero aquellos que busquen sitios más “auténticos” deberán tenerlo en cuenta y salirse de estas rutas turísticas.

Alojamiento: la vida sencilla es ideal para alguien que quiere aprender o iniciarse espiritualmente. Menos es más en este contexto. “Más” implica más distracciones y puede dificultar la necesaria concentración de lamente hacia lo que realmente importa. No obstante, también conviente ser realista. Para alguien que está acostumbrado a una vida con aire acondicionado, dormir en el suelo o vivir en un cuarto al aire libre  en una ciudad como Delhi puede ser una experiencia algo complicada. Si uno no es capaz de sentir la alegría en lo que hace nada es posible espiritualmente. Hay que ser valiente pero no iluso para practicar este estilo de vida durante algún tiempo. La experiencia merecerá la pena si uno está dispuesto a cambiar y se desafía.

Precio: algunos ashram en India están más interesados en generar beneficios económicos que en darle una verdadera enseñanza espiritual. Osho, un gurú moderno y un tanto polémico, da nombre a uno de estos ashram, situado en Pune. Jardines con riachuelos, troncos de bambú, túnicas granate, y sobre todo mucho, mucho silencio. Un rincón para escaparse y potenciar el yoga, en el que siempre se encuentra paz y una sonrisa. Por otro lado, se encuentran piscinas, comida occidental y precios europeos. Es interesante, pero está demasiado enfocado como negocio. Otros, como el de Amma en Kerala no pasan de los 75 euros al mes, incluido estancia y comida. Este ashram tiene varias sedes en el mundo y uno, en concreto, en Barcelona.

En cualquier caso conviene buscar bien e informarse sobre todas las actividades que se realizan en los ashram. Busque, compare y si encuentra algo mejor, práctique.

Anuncios