Archivo de la categoría: Fauna

¿Quién fue Jim Corbett?

Jim Corbett fue muchas cosas, pero lo que le hizo famoso fue su ocupación de cazador de tigres devoradores de hombres, una “profesión” hoy por hoy extinguida o casi extinguida que sin duda le haría merecedor de un papel entre los personajes de La Caverna del genial Saramago.

Los tigres devoradores de hombres −man-eaters tigers, como se les llamaba ya en la India allá por el siglo XIX− eran tigres que se habituaban a atacar a los humanos y que tenían aterrorizadas a las poblaciones locales. Extremadamente astutos y hábiles cazadores  aprendían pronto que los hombres eran presa fácil y que poco tenían que hacer en el cuerpo a cuerpo, de modo que causaban centenares y centenares de muertes cada año.     Continuar leyendo


Osos bailarines

AFP: Rob Elliot

  
Hasta hace unos años era común ver osos “bailarines” a lo largo de las principales carreteras del país para entretenimiento de los locales y atracción de los turistas, que por unas pocas rupias conseguían llevarse a su país una “buena” foto. Son osos bezudos, también llamados osos tibetanos (Balhu, en hindi) que son entrenados desde jóvenes para que bailen al son que les marca el domador. Esta costumbre prácticamente ha desaparecido, pero por desgracia no se ha erradicado por completo.

Otra de tigres

Los tigres son animales majestuosos, elegantes y poderosos. Merece la pena ir a la india por ver uno solo de estos ejemplares, pero siempre sin olvidarnos de que estamos hablando de un animal salvaje que como tal a veces puede responder según sus instintos más básicos. Digo esto porque a veces en nuestros viajes nos olvidamos precisamente de eso, que los turistas somos nosostros y no el animal. Y puede que, inmersos en nuestra burbuja omnipotente  e inconsciente,  sobrepasemos la línea invisible de lo que no se debe hacer.

El siguiente video no es exactamente un ejemplo de esto último pero sí una advertencia de lo que podría ocurrir cuando se va a ver a un animal como un tigre y nos olvidamos de lo que es, un animal salvaje que no sabe de turistas. (en el video se ve de lejos una mano ensangrentada, pero no se asusten  es de un corte. El guarda ni pierde la mano ni ningún dedo).

Se trata del ataque de un tigre a un grupo de guardas que pretendían dormir a una tigresa con dardos tranquilizantes para llevarla a una zona más segura, puesto que estaba cazando ganado en la zona. El hombre que fue atacado por la tigresa, furiosa por no poder encontrar sus crías, recibió un zarpazo en el abdomen y casi pierde tres dedos de un mordisco.