Loo, un viento maligno

El Loo, también llamado Lu, es un viento local del noroeste de la India, muy seco y caliente, que precede al monzón en el verano indio. Y hablo de él aquí porque “casualmente” afecta a la zona a la que vamos y en la época en la que vamos y es el responsable de que las temperaturas puedan alcanzar ¡los 50ºC!.

El Loo (nada que ver con el “retrete” de los ingleses) se origina en el desierto indio del Thar y su prolongación al otro lado de la frontera en las regiones desérticas del sur y este de Pakistán. Es especialmente fuerte en los meses de mayo y junio cuando sopla desde estas zonas incidiendo en la llanura indogangética. Produce fuertes vientos, una humedad extremadamente baja y temperaturas muy elevadas, entre 45 y 50ºC. En ciertas zonas provoca frecuentes tormentas de arena, conocidas como Kali Andhi, que significa literalmente “tormenta negra”. En suma, como dice Salman Rushdie en Vergüenza (1983) “…un viento maligno” .

Habrá que tener cuidado con lo que los indios llaman Loo Lagna que significa algo así como “baños de calor” o, como decimos por estos lares “golpes de calor”. Dicho de otra manera… una hipertermia que puede llegar a ser fatal. Según la sabiduría popular para evitarlo es bueno llevar una cebolla en el bolsillo pero, sin ánimo de ofender a nadie, por si acaso mejor llevaremos una botella de agua a mano.

Pero algo bueno tenía que tener un viento tan demoniaco, y es que con la sequía y el calor, la vegetación se seca y los puntos de agua se concentran mucho, así que nos será más fácil ver los tigres.

Anuncios

2 responses to “Loo, un viento maligno

  • Meme

    Me parece que a 50ºC, será la botella de agua, el spray, la gorra, la sombra y no sé cuantas cosas más para no morir derretido…Tendrán otra cosa más que contar a la vuelta

  • Patri

    50ºC a la sombra. 12 a.m. Tres chiquitos occidentales se van de aventura a la India. Después de pertrecharse de protector solar, gorras, spray de agua con esencia de pétales de rosa, porque es más refrescante, media cebolla en el bolsillo, y de pasar por un ashram, se encuentran tumbados, con sus cámaras al lado:
    – Manolo: mira Sixto……. Veo un……no, uno no, dos tigres. Y vienen hacia nosotros.
    – Sixto: síiiiiiii. El de la derecha es uno de los que vi en mi anterior viaje. Viene porque me reconoce. Es mi amigo, mi colega. Estoy conectado con la naturaleza.
    – Ricardo: ¿nos hará algo?
    – Sixto: no te preocupes. He dicho que es mi amigo.
    Los tigres se están acercando. Se sientan al lado de ellos y Manolo les da de probar lo que consiguieron en el ashram.

    Después de un par de horas, la temperatura desciende, el efecto de la experiencia del ashram desaparece y se dan cuenta de que ha transcurrido otro día más en la India.

    Los 50ºC combinados con otras experiencias te hacen tener alucinaciones…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: