Kama sutra

Leyendo la entrada de ayer de Ricardo sobre Varanasi me acordé del Kama sutra. Pero tranquilos, esa asociación de ideas no tiene nada que ver con Ricardo, sino que me vino a la memoria que una vez leí que el libro lo había escrito un sabio indio en una ciudad india llamada Benarés (hoy Varanasi). Uno de esos recuerdos que quedan grabados a fuego cuando uno es adolescente y la sangre alcanza su punto de ebullición casi a diario.

En el hinduismo el sexo es casi sacramental, esencial para la vida, y digno en consecuencia de severo estudio. Decía Vatsyayana, el autor (y compilador) del Kama sutra, que los placeres son tan necesarios para el bienestar del cuerpo como los alimentos y por tanto igualmente obligados. Nada que ver con la asociación pecado-sexo que es propia de la tradición judeocristiana. Y precisamente la ausencia total de sentido de culpa en el sexo es el mensaje que el lector occidental puede recibir del Kama sutra.

Al contrario de lo que mucha gente cree el Kama sutra no es un manual sobre prácticas sexuales, y mucho menos un libro pornográfico. Vatsyayana creía que había 8 maneras básicas de hacer el amor y 8 posiciones principales, de modo que existirían 64 “artes”, nombre que da el autor a la combinación de una manera de hacer el amor con una posición. Pero, a pesar de que el capítulo en el que se describen las múltiples artes es el más conocido, sólo es una parte del libro. El resto describe consejos sobre cómo ser un buen ciudadano y muestra ideas sobre las relaciones entre hombres y mujeres.

El Kama sutra es uno de esos libros que nadie lee pero del que todo el mundo ha oído hablar. Eso sí… quién no lo ha hojeado alguna vez, deteniéndose en las láminas o en las fotos. Y, aunque no venga al caso, quién al ver muchas de ellas no ha pensado secretamente… ¡eso es imposible!.

Anuncios

9 responses to “Kama sutra

  • sundri

    Las “posiciones” del KamaSutra se pueden admirar esculpidas en los templos de KajuRaho, sitio donde los recien casados principes llevaban a sus novias para su primera noche de bodas.

  • Ricardo

    Gracias Sundri, conocía los templos de Kajuraho pero no sabía nada de su función o finalidad. Desde luego que en este tema (y en otro muchos también) los indios en particular y los orientales en general son bastante más sabios que los occidentales

  • Ana

    Je, je, pues si encuentras a alguien capaz de aguantar dos de esas “posturitas” seguidas sin sufrir un calambre o contractura me lo presentas…

  • Manolo

    Ana, “la cosa es ponerse” y si sale mal siempre te quedará aquello de “la intención es lo que cuenta”.

  • Ana

    Ya veo que tú también lo has “intentado”…

  • Patri

    Pero qué poca imaginación!!!! Pero si algunas posiciones están chupadas!!! Jajajajaaaaaaaa. Hay que hacer más deporte. En fin, ya saben… en casa de herrero, cuchara de palo.

  • Ananga Ranga « LOSNIKON

    […] Ranga y que erizan la piel incluso del más frio de los lectores. El Ananga Ranga es junto con el Kama Sutra una de las obras indias clásicas de la literatura erótica oriental. Ambos son manuales de artes […]

  • psoriasis

    Excellent article. Keep writing such kind of information on your blog.
    Im really impressed by it.
    Hello there, You have performed an excellent job. I will certainly digg it and for my part recommend to my friends.
    I am confident they will be benefited from this website.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: