Tigres

La gran mayoría de parques no pueden visitarse de foma individual, sino que tiene que hacerse en coche con guía y en concreto, en Bandhavgarh y Kanha, se hace en jeep y en elefante. Siempre está presente la emoción propia del safari fotográfico donde a diferencia de quien va a visitar una catedral, ver a los animales nunca está garantizado, interviniendo la suerte y otros muchos factores.

En jeep. Son casi todos Suzukis totalmente abiertos, con lo cual la sensación de libertad en coche y proximidad a los animales, es máxima. Van siempre 3 acompañantes: el conductor, el naturalista del lodge y un ranger del parque. Su única obsesión es ver tigres. Si queréis ver o fotografiar otro tipo de fauna o paisajes tenéis que decírselo claramente, y no es seguro que lo entiendan. En todo caso, están muy bien preparados, con muchos más conocimientos que en parque como los de Kenia y Tanzania, por poner un ejemplo. Persiguen huellas entre la tierra y se fijan mucho en los sonidos de alarma de los ciervos y monos para localizar a los felinos.

En elefante. En Bandhavgarh se pueden hacer paseos de 1 hora en elefante. Como todo, al negociar los precios con el lodge o el agente de viajes, antes tiene que quedar claro si está incluido o no en el precio.  En Kanha no se permite el paseo en elefante excepto para el tiger show que también se practica en Bandhavgarh.

El tiger show. Solo es autorizado por el ranger una vez localizado el felino y con unas condiciones adecuadas. El animal suele estar quieto y verlo no supone para él una molestia. Tras un burocrático sistema dónde se obtiene una papeleta con un número que proporciona un oficial de los rangers te diriges en coche al lugar donde se ha localizado al animal.  El tiger show ha sido calificado desde artifical a grotesco pero si vais a hacerlo, nunca tendréis tan cercano y tan al alcance a uno de estos animales.

Por riguroso orden de número de la papeleta se sube en elefante y se va hasta
donde se encuentre el tigre. Al llegar el elefante se pone de un lado, del otro, por delante y por detrás. El elefante eso si, nunca se está quieto, para las fotos es fatal. Tiras todas las fotos que puedes y te vuelves al punto de origen. Si se da una propina al mahout se flexibilizan las condiciones.

En kanha la tarifa normal, año 2005, para estarte más tiempo y que el mahout
(conductor del elefante) fuerce al máximo el acercamiento es de 200 rupias
para el mahout y 100 para el ranger que va contigo y en teoría tiene que velar
porque la visita se desarrolle dentro de las normas permitidas (entre ellas, no
salirse de los caminos, no bajarse nadie nunca del coche, en Kanha no correr a
más de 20 km por hora, no molestar a los animales, etc).

En este video en Bandhavgarh, vemos un tigre pasando por delante de los jeep.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: