Jaipur

Jaipur es la capital del estado de Rajasthan, antiguamente llamado Rajputana, siendo además una de las ciudades de creación más recientes del estado de Rajastán, ya que su fundación data de 1727 y es capital del estado desde 1956. Es el centro financiero y centro comercial de este estado y cuenta con una población de 2´7 millones de habitantes (2003). Los rajput eran unos guerreros que defendieron sus tierras hasta morir por ellas.

La ciudad fue construida en el año 1728 por el maharajá Jai Singh II, del que debe su nombre, gobernante de Amber, quien trasladó la capital a esta ciudad. En Rajastán, el rosa es tradicionalmente el color de la hospitalidad, pero la pintura sobre los edificios sólo ha sido obligatorio desde que la ciudad fue puesta a punto para la visita del príncipe

Alberto de Inglaterra en 1905. En el corazón de la Ciudad Rosa se encuentran los monumentos más famosos de Jaipur:

Destaca la ciudad por su famoso Palacio de los Vientos (construido en el año 1799), llamado así por sus 593 celosías de piedra por las que soplaban los vientos del este. En su interior también se puede admirar el “Palacio de la Ciudad”. Es el antiguo Palacio del Maharajá, un recinto grande rodeado de patios con varios edificios a cual más llamativo.

El observatorio de Jantar Mantar es uno de los cinco observatorios astronómicos construidos en la India por el maharajá Jai Singh.  Situado en el centro de la ciudad, data del año 1728 y en él se pueden calcular con exactitud la hora solar, la posición de los planetas, sus ascendientes…

El Rambagh Palace es un antiguo palacio del siglo XIX, reconvertido hoy día, a hotel; uno de los más lujosos de toda la India. Jardines, fuentes, arcos ricamente ornamentados, música continua de fondo por todo el hotel; un ambiente típicamente oriental que trae a la memoria aquellas películas ambientadas en la época en que la India era colonia británica. Uno de los mejores restaurante de toda la India está en este hotel: el Polo.

El Fuerte Amber es una de las visitas más típicas de la ciudad. Y sobre todo, el transporte hasta él. Lo más clásico es alquilar un elefante y subir a sus lomos hasta arriba. Amber es una impresionante fortificación que se eleva majestuosa sobre una colina junto a un lago. Las vistas desde cada una de sus ventanas es impresionante.

Fuerte Amber

En la primera plaza central, donde dejamos los elefantes, es curioso observar la gran cantidad de monos salvajes que existen paseándose a sus anchas entre los turistas.

La entrada del Fuerte tiene unos bajorrelieves preciosos, y una figura de su dios Ganesh la domina. Pero si hay algo que destaca por todo el Fuerte son sus celosías, desde donde las mujeres hindúes podían mirar sin ser vistas.

Frente al observatorio de Jantar Mantar, se encuentra el “Palacio de la Bienvenida”, del año 1900, que actualmente alberga una gran colección de tejidos antiguos, trajes reales y armas. En el museo se pueden encontrar unas preciosas dagas de oro con empuñaduras de cristal; fusiles para montadores de camellos, y además, las ollas de plata maciza más grandes del mundo.

Al sur de las murallas de la Ciudad Rosa, el visitante puede pasear por los jardines Ram Niwas, el zoológico y el Museo Albert Hall. Además, no hay que perderse los ordenados bazares, en los que encontrar artesanía tradicional, tejidos bordados, joyas y una excelente selección de piedras preciosas y metales del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: