Fotografías del viaje a la India

Nos fuimos a sacar fotos y que menos que compartirlas con todos. En mi web http://www.ricardoperezphoto.com ya he creado un enlace por destino por lo que pinchando aquí podeis ver una selección de las mejores fotos que obtuve en mi viaje al Rajasthan además de Varanasi.


Cuánto de grande es Uttar Pradesh

Cuánto de grande es Uttar Pradesh (el estado más poblado de la India), se pregunta The Economist. Una forma de responder a la pregunta, continúa, es tomar su superficie total, 246.000 kilómetros cuadrados, o pensar en él como un país. Desde esta perspectiva si Uttar Pradesh declarara su independencia, sería el quinto país más poblado del mundo (como el mapa de abajo muestra, que tiene aproximadamente el mismo número de habitantes como Brasil).

Imagen

A pesar de su tamaño, su economía equivaldría a la economía de Qatar, un pequeño país de menos de 2 millones de personas, rico en petróleo. Trasladado a niveles de PIB per capita Uttar Pradesh sería un país con una economía similar a la de Kenia. En este enlace directo a The Economist podeis consultar este análisis comparativo tanto en términos de población como por producto interior bruto (GDP, siglas en ingles) y producto interior bruto per capita. Y como dice The Economist “Por favor, jugar con ella y decidnos que pensais”.


Henri Cartier-Bresson en India

bresson_in_india_coverNo podía ser. Teníamos una deuda pendiente. Tanto escribir sobre la India y sobre fotografía en este blog y no habíamos nombrado a uno de los grandes, nada menos que a Cartier-Bresson. Y eso que dejó para la historia de la fotografía muchísimas imágenes de aquel país, de sus gentes y de sus costumbres. Gran parte de esas fotos se publicaron hace ya unos años en un libro encantador, Henri Cartier-Bresson in India, así que una vez conseguido ese libro es hora de saldar la deuda.

Cartier-Bresson estuvo en la India en seis ocasiones, la primera en 1947, durante la independencia, y la última en los años 80 cuando ya era octogenario. El libro recoge imágenes de la mayoría de esos viajes con especial énfasis en los funerales de Gandhi y en la vida en los campos de refugiados que proliferaron tras la Partición, fotorreportajes que le hicieron famoso y que le consagraron como uno de los padres del fotoperiodismo.

El libro está lleno de los instantes decisivos que definieron su estilo. Como gustaba decir a Cartier-Bresson… “Fotografiar es poner en el mismo punto de mira la cabeza, el ojo y el corazón”. Y esa filosofía se percibe (casi) en cada fotografía del libro. Da gusto detenerse en las fotos, en la composición, seguir el juego de las geometrías, los espacios, las proyecciones. En la mayría de sus fotos, nada sobra y nada falta en el encuadre. Y eso que para él, el proceso de la fotografía acababa en el momento del disparo. Positivaba los negativos sin recortar un ápice (generalmente el revelado lo encargaba a un profesional).

Por eso Cartier-Bresson es fotografía en estado puro. Dice Joan Fontcuberta (también flamante premio Hasselblad) que “esa fotografía ha muerto“, que “hay que evolucionar y acomodarse a las exigencias de cada momento“, que “no tiene sentido salir a la calle y mirar como si fuéramos Henri Cartier-Bresson”. No estoy de acuerdo: la fotografía de siempre y su “postfotografía” no son excluyentes.

Todas las fotos del libro se pueden ver en el mismo orden en un video subido a youtube, pero con un virado a sepia que a mi particularmente no me gusta nada.

http://www.youtube.com/watch?v=kP7kP3RS5rE


Reflexiones sobre mi viaje a la India

Después de un intenso y agotador viaje toca reflexionar, meditar, pensar en definitiva sobre todo lo vivido y experimentado en la India. Una agenda apretada, un corre-corre constante, un avión, un taxi, un tren, ¡puf! una ciudad. Un tuk-tuk, otro tren, más corre-corre… y la India no se merece esto,  se merece algo más. Se merece más tiempo ¡mejor!, se merece más pausa, más “contaminación” en palabras de Pedro Guerra. Nos pudo el ansia de conocer, de ver, nuestra curiosidad ante un destino cargado de mitos y leyendas, historias y culturas en plurales, imágenes devoradas una detrás de otra por nuestras modernas y eficientes capturadoras digitales… insisto, la India se merece algo más.

Traemos miles de fotografías, tarjetas de memoria llenas y agotadas de tanto píxel tricolor, imágenes que dan fe de lo visto más que de lo vivido y no obstante si algunos de estos estractos visuales de la realidad india movilizan algo en el imaginario de aquel que vea alguna de nuestras fotografías me sentiré, al menos, en algo complacido.

Nunca fue mi primera y premeditada intención documentar la vida en la India, aunque algo debía haber en mi subconsciente que curiosamente ha trascendido en las imágenes obtenidas, fruto seguramente de la sutil influencia de observar cientos o miles de imágenes de diferentes exposiciones y publicaciones de viajes. Pero entonces, qué esperaba de mi viaje a la India, ¿experiencia?, ¿enseñanza?, ¿traerme una recopilación de postales de facturación propia?… Me imagino que un poco de todo y al final un poco de nada. Exagero un algo, como quien dice, pues historias, vivencias y postales traigo, pero la pregunta está ahí, qué soy, o mejor dicho, cuando salgo de viaje con mi cámara en ristre qué quiero ser ¿turista, viajero, periodista, fotógrafo a secas…?

Después de un año y del gran viaje que damos alrededor del sol, sigo reflexionando, meditando y pensando y solo tengo clara una cosa, que la India se merece algo más.


LosNikon

Simplemente no podíamos llamarnos Losnikon y no poner este video:


Phototravel

Bien, después de una gran pausa motivaba por multiples tareas que me tenían distraído del blog, retomamos la senda de las entradas blogueras con la intención de seguir aportando pequeños granitos de arena en este mundo de la información viajera, o mejor dicho fotoviajera. Siempre desde una perspectiva subjetiva y personal de nuestras experiencias, como no podía ser de otra forma, reiniciamos el blog con la presentación de la página web de un servidor. La fotografía y no solo los viajes son nuestras motivaciones y a estas alturas del cotarro no podía seguir sin tener una web personal sobre fotografía. Espero que les guste

www.phototravel.es

Actualización

Recientemente he cambiado de dominio y de diseño web. Aquí se puede visitar

www.ricardoperezphoto.com


Loo, un viento maligno

El Loo, también llamado Lu, es un viento local del noroeste de la India, muy seco y caliente, que precede al monzón en el verano indio. Y hablo de él aquí porque “casualmente” afecta a la zona a la que vamos y en la época en la que vamos y es el responsable de que las temperaturas puedan alcanzar ¡los 50ºC!.

Continuar leyendo


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.